lunes, 7 de octubre de 2013

Amanece color negro

Lampedusa se repite una y otra vez en todas las costas. Incluso frente a la playa donde todos nosotros nos bañamos felices en verano. El mar se llena de muertos pero todo el mundo mira hacia otro lado. Todo el mundo menos aquellos a los que se les revuelven las tripas y el alma al contemplar esta interminable tragedia. El Mediterráneo amanece muchas mañanas pintado de negro, sin horizonte y sin esperanza. Este reportaje (IDEAL) tiene tres años; pero como podéis comprobar nada, nada, nada ha cambiado.